• slide_in04
  • slide_in03
  • slide_in02
  • slide_in01

Noticias

Calorias del Aceite de Oliva Virgen Extra

Las Calorías del Aceite de Oliva Virgen Extra

05/10/2017

Calorias del Aceite de Oliva Virgen Extra

 

Rey indiscutible de la dieta mediterránea, el Aceite de Oliva Virgen Extra es uno de los alimentos más saludables. Su aporte calórico es elevado, pero hay que tener en cuenta que alrededor del 80% de las grasas que contiene son ácidos grasos insaturados, es decir, que protegen la salud cardiovascular. A continuación, vamos a aprender un poco más sobre las calorías del Aceite de Oliva Virgen Extra.

El Aceite de Oliva Virgen Extra aporta 900 kcal por 100 gramos, lo que viene a significar que una cucharada contiene alrededor de 135 calorías. Esto no quiere decir en absoluto que haya que renunciar a su consumo, al contrario, hacerlo con moderación aportará incontables beneficios.

¿Cuánto Aceite de Oliva Virgen Extra debemos consumir?

La dieta de un adulto debe aportar entre 2000 y 2500 calorías diarias. De ellas, lo aconsejable sería que el 30% provinieran de las grasas, porque estas son necesarias para el organismo. Simplemente, conviene seleccionar bien su origen, y una buena forma de hacerlo es sustituir algunas de las grasas animales que se consumen y que son poco beneficiosas, por el Aceite de Oliva Virgen Extra.

Los expertos indican que consumir 40 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra sería lo más adecuado. Esto supone alrededor de 350 kcal. ¿Mucho? No, si se sigue una dieta saludable en la que las verduras sean protagonistas, y si se limitan productos como la bollería y se reducen los fritos. Las calorías del Aceite de Oliva Virgen Extra y contribuyen mucho más a la salud que la ingesta de otros alimentos que a veces consumimos en nuestro dia a día.

Cómo consumir las calorías del Aceite de Oliva Virgen Extra

La mejor forma de consumir el Aceite de Oliva Virgen Extra es en crudo, de esa manera se pueden controlar perfectamente las calorías que se ingieren al aderezar con él las comidas. Esos 40 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra al día dan sin problemas para tomar la tostada del desayuno, hacer un pescado a la plancha y aliñar una ensalada para comer o cenar. Y si se utiliza un rociador, se controlará aún mejor la cantidad utilizada.

Con lo que hay que tener mucho cuidado es con los fritos, pueden ser muy engañosos, ya que los alimentos absorben mucha grasa cuando pasan por la sartén. Por ello no hay que eliminarlos de la dieta, pero sí limitar su consumo para no sobrepasar ese aporte calórico recomendado.

Hablemos de los beneficios

Señalábamos que las grasas del Aceite de Oliva Virgen Extra son “grasas buenas”, por lo que proporcionan infinidad de beneficios. Estos son solo algunos de ellos:

  • El ácido oleico que contienen ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y a prevenir problemas como la hipertensión, mientras que el ácido linoleico estimula el sistema inmunitario.
  • Ayuda a adelgazar. Las grasas saturadas tienden a acumularse en la zona de la cintura, lo que no ocurre con las que aporta el Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias, ayudan a controlar la diabetes del tipo II y contribuyen a la salud ósea.

Por lo tanto, las calorías del Aceite de Oliva Virgen Extra no debe ser excusa para reducir su consumo. Al contrario, dado que las suyas son grasas “buenas”, debe estar presente siempre en la dieta, eso sí, con moderación.