• slide_in04
  • slide_in03
  • slide_in02
  • slide_in01

Noticias

Usos caseros aceite oliva

7 Usos caseros del aceite de oliva que no conocías

05/09/2019

Que el zumo de la aceituna es un manjar y un deleite para el paladar (especialmente el Aceite de Oliva Virgen Extra -AOVE- Melgarejo), no es algo que vayamos a descubrir aquí, pero sí algunos usos caseros del aceite de oliva, además del culinario.

Como elemento indispensable en la cocina, utilizamos el oro líquido para múltiples propósitos, como, entre otros, aderezar una ensalada, ingrediente de un guiso, como conservante, para el queso, tostadas o, simplemente, para degustarlo con pan y, tal vez, una pizca de sal.

No obstante, las cualidades y propiedades del aceite de oliva pueden hacerse extensivas a múltiples usos del aceite de oliva en el ámbito del hogar que, tal vez, no conocías.

El aceite de oliva es antioxidante, lubricante, cosmético, antiséptico… y, por ello, nuestros antepasados vienen utilizándolo para muchas más cosas, además de como alimento. He aquí algunos de los usos caseros del aceite de oliva que no conocías.

USOS CASEROS DEL ACEITE DE OLIVA QUE NO CONOCÍAS

-Hidratante. ¿Cuántas veces has visto en la droguería la venta de aceites para hidratar tu piel? ¿Y las cremas que añaden aceite de almendra u otros vegetales como aditivo para mejorar la hidratación? Pues nada más natural, sano y antioxidante que el aceite de oliva. Pon unas gotitas en tu piel y extiéndelo hasta que cubras por completo las zonas resecas. Si quieres mezclarlo con algún aceite esencial, obtendrás un aroma muy agradable.

-Cosmético. El aceite de oliva se usa especialmente como desmaquillante o para eliminar las manchas de la cara, gracias a sus propiedades antioxidantes. Haz una mascarilla a base de aceite de oliva con limón y déjala actuar durante varios minutos. Notarás el cambio.

-Anticorrosivo. El óxido es muy perjudicial para los metales, especialmente para el hierro y el acero, incluso para algunas ollas. Nada mejor que guardar tus enseres susceptibles de oxidarse con unas gotas de aceite de oliva par que no aparezca la corrosión.

-Para el resfriado y el dolor de garganta. En caso de picor o irritación de garganta, el aceite de oliva puede suavizar la garganta, especialmente combinado con miel. Si, además, a esta mezcla añades el zumo de medio limón, tendrás un jarabe natural para el resfriado.

-Ungüento para dolores musculares. Junto a las tradicionales friegas con alcohol de romero, la mezcla de aceite de oliva y sal crea una solución con propiedades analgésicas, gracias al antioxidante del aceite y al magnesio de la sal. Un buen masaje con este ungüento aliviará tu dolor.

-Repelente de insectos. Para evitar que las plantas domésticas se llenen de insectos, rocíalas con una mezcla de aceite de oliva, jabón líquido y agua. Fumiga tus macetas de forma natural.

-Materia prima para elaborar jabón casero. Bien sin usar (o bien reciclado), puedes utilizar el aceite de oliva para fabricar tu propio jabón, sin aditivos y muy nutritivo. El aceite con sosa cáustica y agua forman una pastilla que puedes utilizar para la higiene personal.

Estos fueron algunos usos caseros del aceite de oliva que no conocías. En cualquier caso, para degustar el más intenso sabor aceite de oliva virgen, te recomendamos Melgarejo.