Tradición familiar - Aceites Melgarejo

Tradición Familiar

I. La tradición centenaria de una empresa familiar

Los orígenes de la producción olivarera de la familia Melgarejo en Jaén se remontan al siglo XVIII, fecha en la que comenzaron a asentarse las bases de una forma minuciosa de elaborar aceite caracterizada por el buen hacer, la voluntad innovadora y la observación del campo día a día.

Ya en aquellos tiempos, existe constancia de que los antepasados de la Familia Melgarejo producían y comerciaban con aceite de oliva, gozando de buena reputación en la comarca.
Una actividad que ha transcendido hasta el momento actual, a través de las cinco generaciones que forman el árbol genealógico de Melgarejo.

Desde entonces y hasta ahora se ha ido produciendo un crecimiento sólido gracias a la unión de tradición e innovación, a la incorporación de nuevas variedades de aceites elaboradas en reconocidas zonas olivareras de Jaén y al elevado nivel de exigencia que ha marcado la trayectoria de la última generación Melgarejo.

“Una gran familia de cinco generaciones dedicada al aceite de oliva”

II. Excelencia en torno al principio de renovación tecnológica

La modernización y la renovación tecnológica han estado siempre unidas a la forma de actuar y concebir el proyecto olivarero de la familia Melgarejo. Una apuesta decida por la incorporación de los más innovadores sistemas de producción de cada época a las buenas prácticas en el campo.

Un legado que comienza con el antiquísimo molino de empiedro y que llega a nuestros a días presentando las más modernas técnicas de obtención de aceite de la máxima calidad disponibles a día de hoy.

Este largo camino recorrido se traduce en un importante nivel de conocimiento y experiencia que, junto a la perseverante búsqueda de la máxima expresión del aceite en todas sus dimensiones, constituye la esencia de Melgarejo.

“Una historia de ilusión y esfuerzo”

III. Un amplio horizonte del proyecto olivarero

Los actuales propietarios de Melgarejo aúnan tradición y cambio marcando un punto de inflexión en la forma de cultivar, recolectar, seleccionar y producir exigentes aceites de oliva virgen extra.

Definen la estrategia futura de la almazara destacando la importancia de los procesos de investigación y desarrollo en la mejora del aceite de oliva virgen extra tanto a nivel sensorial como nutricional

Un nuevo proyecto empresarial ajustado a dos ejes fundamentales: la consecución de la más alta calidad de los productos como elemento de garantía en las distintas cosechas, y el estudio pormenorizado del comportamiento de las diferentes variedades de aceituna para extraer siempre el mejor aceite.

Con numerosos premios internacionales y consumidores por todo el mundo, el futuro se presenta prometedor y lleno de éxitos.

“Melgarejo, reconocido como uno de los grandes aceites del mundo”

X