Formas de cocinar las verduras con Frantoio Melgarejo: adiós a platos insípidos - Aceites Melgarejo

Formas de cocinar las verduras con Frantoio Melgarejo: adiós a platos insípidos

A estas alturas supongo que ya sabrás que las verduras son alimentos que no deben faltar en nuestra dieta si queremos llevar un estilo de vida saludable. Aunque sus beneficios y propiedades están ampliamente extendidos, muchas personas aún no han descubierto cómo disfrutar de su sabor, con todos sus matices, lo que puede generar ciertas desganas e incluirlas en la dieta diaria. ¿Es tu caso? En Melgarejo, extra virgin queremos ponértelo fácil y contarte las principales formas de cocinar las verduras.

Hay una serie de preparaciones que pueden transformar la verdura en un ingrediente mucho más apetecible y aprovechar así su alto valor nutricional. Ahora en verano que puedes encontrar estas frutas y verduras de temporada, ¿por qué no les damos cariño en nuestras cocinas? Y, si, además, elaboras tus recetas con nuestro Premium Frantoio, conseguirás darles un toque más especial si cabe.

Te recomendamos este aceite de nuestra gama Premium Melgarejo para cocinar tus verduras por su intenso aroma frutado de aceitunas con matices verdes de manzana, hierba, alcachofa y cáscara de almendra verde, que lo convierten en un auténtico placer olfativo. Su sabor esconde una triple sensación de dulce, ligeramente amargo y picante, aderezada con matices de almendra amarga y frutos secos. ¡Casi nada!

Verdura Blog

CUATRO FORMAS DE COCINAR LAS VERDURAS

Quizás ya te hayas cansado de consumir siempre los vegetales en crudo, así que con estas cuatro formas de cocinar las verduras podemos darle la vuelta al asunto y crear platos y bebidas espectaculares con la mayoría de sus propiedades intactas.. ¿Te animas?

  1. Ratatouille

Este plato de la cocina francesa consiste básicamente en una mezcla de verduras al horno. Es muy fácil de preparar y el resultado es muy sabroso. Cada maestrillo tiene su librillo, y este plato admite usar las verduras que más desees o tengas por casa: calabacines, berenjenas, cebollas, tomates o pimientos, entre otras.

Tan solo tendrás que cortar los ingredientes en rodajas finas (dependiendo del tiempo de cocción que requiera cada una) y ponerlas sobre la bandeja del horno, previamente untada con un poco de aceite de oliva virgen extra suave, como nuestro Premium Frantoio.  Añade especias al gusto y hornea hasta que estén cocidas y blandas. ¿El resultado? Verduras jugosas aromatizadas, que potenciarán su sabor.

2. Verduras al wok

Cocinar con  wok es una forma de preparar platos muy saludables. Solo bastará un chorrito de aceite de oliva virgen extra y escoger las verduras que más te gusten y trocearlas en tiras. Únicamente hay que remover los ingredientes a fuego muy fuerte. También puedes añadirles un poco de soja si quieres darle el toque asiático original.

Los woks tradicionales son los mejores para cocinar de esta forma, ya que son ideales para ser calentados por un fuego fuerte y que el mismo alcance altas temperaturas para cocinar los ingredientes sin dejar de remover, quedando así hechos por fuera sin quedar pochados. Para los que tenéis vitrocerámica o inducción en casa,  existen unos woks adaptados para estos tipos de cocina.

3. Verduras cocinadas al vapor

Otra forma de preparar tus verduras es cocinar al vapor (sin pasarse en el tiempo de cocción). Se mantienen prácticamente intactas las vitaminas y minerales ya que no las sumerges en agua ni en líquidos para la cocción. Eso sí, para darles vidilla, aderézalas con nuestro virgen extra Premium Frantoio, vinagre, sal marina y especias al gusto. Te servirá como guarnición perfecta para carnes y pescados.

4. Smoothie de verduras

Ahora en verano, preparar smoothies puede ser una gran idea para darle salida a las hortalizas y frutas de tu nevera. Además de ser una bebida refrescante es tan versátil que te resultará verdaderamente fácil prepararla. Los zumos verdes son jugos hechos a base de vegetales, y sobre todo, vegetales de hoja verde (como espinacas, lechuga, col rizada, rúcula, acelgas, perejil…) Son un chute de energía para tu organismo. Es cierto que al recurrir a este método no se aprovecha toda la fibra de su composición, pero sí el resto de micronutrientes como las vitaminas y los antioxidantes.

Podrás prepararlos con agua, con yogur o con leches vegetales. ¡No hay ninguna regla escrita, sino al gusto! Hace un tiempo ya te dejamos en nuestro blog algunas sugerencias de batidos detox con aceite de oliva virgen extra. ¡Échale un vistazo!

¿Qué te parecen estas formas de cocinar las verduras? ¿Cuál es tu favorita? Cuéntanoslo en comentarios. ¡Te leemos!

X