• slide_in04
  • slide_in03
  • slide_in02
  • slide_in01

Noticias

alimentación durante el embarazo

Consejos prácticos de alimentación durante el embarazo

12/10/2017

alimentación durante el embarazo

No hay que comer por dos, aunque sí cuidar mucho la dieta. La alimentación durante el embarazo debe ser sana y equilibrada. Pero, además, debe adaptarse a la evolución de la gestación para facilitar el correcto desarrollo del bebé y evitar problemas en la madre.

En líneas generales, se deben evitar alimentos demasiado grasos y los azúcares. En cambio, hay que aumentar la ingesta de aquellos que son ricos en ácido fólico, hierro, calcio, yodo y omega3. De esta manera se ayuda a prevenir defectos en el desarrollo del feto y se evitan problemas como la anemia o la diabetes, tan comunes en el embarazo.

Consejos para cuidar la alimentación durante el embarazo

La variedad de la dieta es muy importante, como lo es escoger muy bien los alimentos y cocinarlos adecuadamente. Estos son algunos consejos importantes:

  • Comer lo justo: el aporte calórico extra de una embarazada debe estar en torno a las 300 calorías diarias. Se trata de comer mejor, aumentando el consumo de vegetales y fruta.
  • Dieta variada: es importante comer de todo, desde lácteos y cereales a legumbres y pescados. Es la mejor forma de asegurarse una correcta ingestión de todas las vitaminas, proteínas y energías necesarias para el desarrollo del bebé. Conviene, eso sí, restringir la sal.
  • Comer a menudo: es mejor realizar 4 o 5 comidas al día algo más ligeras. Se evitan así algunos de los problemas digestivos relacionados con el embarazo.
  • Alimentos que es mejor evitar: dulces industriales, fritos, refrescos y café se deben limitar. El alcohol está totalmente desaconsejado.
  • Hidratación: beber al menos dos litros de agua o de otros líquidos, como pueden ser zumos, facilita las digestiones, previene el estreñimiento y ayuda a eliminar toxinas.
  • Preparación de los alimentos: es importante lavar muy bien frutas y verduras con algún producto desinfectante si se van a consumir en crudo. Otros alimentos que se consumen sin cocinar, como determinados pescados o embutidos, se deben evitar. Y siempre es preferible cocinar al vapor, a la plancha o al horno, mucho más sano y más ligero.

¿Es bueno tomar Aceite de Oliva Virgen Extra en el embarazo?

Uno de los productos de los que no se puede prescindir en la alimentación durante el embarazo es, precisamente el Aceite de Oliva Virgen Extra. Estos son solo algunos de los beneficios para la madre y para el bebé:

  • Reduce los niveles de colesterol “malo” gracias a sus niveles de ácido oleico.
  • Mejora la circulación por su elevado contenido en ácidos grasos omega3.
  • Estimula el crecimiento del bebé gracias a la vitamina E que contiene.
  • Mejora el estado de la piel y el cabello, de nuevo por su contenido en vitamina E y también por los polifenoles.
  • Ayuda en la absorción del calcio y los minerales.

Por lo tanto, el Aceite de Oliva Virgen Extra es un fantástico aliado para la salud de la madre durante el embarazo y para el correcto desarrollo del feto. Pero conviene tomarlo en crudo, aunque con moderación, ya que su aporte calórico es elevado.

Cuidar la alimentación durante el embarazo es importante, pero hay que recordar que no se trata de comer más ni tampoco de hacer dieta, salvo por prescripción médica. Se trata de elegir bien lo que se come y de primar la calidad por encima de la cantidad.

Si además de una alimentación saludable, quieres disfrutar del mejor aceite de oliva virgen extra, en la ficha de cada uno de nuestros productos, puedes descubrir todos los matices en el sabor y aroma de cada variedad y la mejor forma de introducirlos en tu alimentación (maridajes).