• slide_in04
  • slide_in03
  • slide_in02
  • slide_in01

Noticias

alimentación consciente

Qué es la Alimentación Consciente y disfruta de tus sentidos

10/10/2017

alimentación consciente

Qué es la Alimentación Consciente o Mindfulness.

En este artículo os queremos mostrar qué es la alimentación consciente o también llamado Mindfulness, una filosofía de vida, una forma de aprender a comer siendo consciente de lo que hacemos mientras lo hacemos.

La práctica del Mindfulness puede mejorar aspectos como el bienestar físico y psicológico, incluyendo ansiedad, depresión, desórdenes alimentarios, dolor crónico, la función inmunológica, la presión sanguínea y las funciones cognitivas. La práctica de la atención plena cambia la estructura del cerebro y afecta positivamente la capacidad de autorregulación, y otros atributos que apoyan un bienestar óptimo.

Hoy en día la mayoría de las personas comemos frenéticamente, con prisas, sin tiempo apenas de ser conscientes de lo que comemos y como comemos, sin pararnos a pensar lo que es mejor para nuestro corazón, cuerpo y mente. Perdiendo la capacidad de disfrutar de las cosas que nos rodea, incluida la comida, el placer del sabor, olor y texturas de los alimentos.

Comer con Atención Plena o “Mindful Eating”

Identificar el tipo de hambre que nos asalta es un primer paso para identificar “quién” tiene hambre dentro de nosotros, y qué necesidad pretende satisfacer.

  • Hambre Visual, cuantos de nosotros comemos por los ojos. Realmente comemos porque tenemos hambre o porque nos llama la atención lo que vemos. La vista, tiene un gran poder sobre la mente, es por ello que comemos en función de lo que tenemos delante.
  • Hambre Olfativa, el olor también tiene un gran efecto en nosotros. Aunque tendemos a confundir aroma y gusto. Por eso cuando estamos resfriados perdemos la capacidad para “degustar” la comida debido a la congestión nasal.
  • Hambre Estomacal, El estómago posee gran cantidad de terminaciones nerviosas. Es el más fácil de identificar y saciar, es el que más confundimos con otras señales de necesidades emocionales.
  • Hambre Bucal, Este tipo de hambre es subjetiva. Degustando con atención cada bocado, prestando atención a lo que sucede en el momento, puede tratarse del hambre más agradable de saciar
  • Hambre Mental, Vivimos en una sociedad con mucha información, a menudo caprichosa y vivimos de “modas” ahora se lleva comer más de esto o de aquello. Se trata de uno de los grandes enemigos de una relación consciente con la comida.
  • Hambre Celular, El cuerpo sabe perfectamente que es lo que necesita en todo momento, necesita unos aportes mínimos de nutrientes esenciales como son el sodio, potasio, hierro… cuando estos nutrientes son demasiado bajos, el cuerpo nos informa a través del malestar físico y el deseo de alimentos ricos en esos nutrientes concretos. El camino de la alimentación consciente pasará sin falta por aprender a identificar el hambre celular atendiendo las peticiones del cuerpo.
  • Hambre de Corazón, Es la que conocemos como hambre emocional. El comer desordenado y fuera de horas suele venir precedido de sentimientos y emociones negativas. Miedo, frustración, ansiedad, disgusto, ira, inseguridad… nos llevan a desear alimentos con los que hemos anclado recuerdos emocionalmente positivos.

Utilizar tus sentidos para elegir comer alimentos que son tanto placenteros para ti como nutritivos para tu cuerpo.

Prueba nuestros aceites de oliva virgen extra y cuida tu salud y tu paladar.